Google+ Followers

miércoles, 23 de enero de 2013

LAMENTABLE ACCIDENTE EN MOROCOCHA

SE LAMENTA EL FALLECIMIENTO DE UN PUCARINO-MOROCOCHANO QUE SUFRIO UN ACCIDENTE FATAL OPERANDO UN GIGANTE CAT DE CHINALCO.
MARLON FERNANDO CONOCIDO COMO "PEPITO" DEJA UNA NIÑA DE 7 AÑOS Y ESPOSA. FUE SEPULTADO ESTE MARTES 22 DE ENERO EN LA COMUNIDAD DE PUCARA, ENTE FAMILIARES, AMIGOS Y COMPAÑEROS DE TRABAJO. FUE DESPEDIDO ENTRE LAGRIMAS Y CLAMOR DE JUSTICIA POR LOS PRESENTES.
¿DONDE ESTA LA SEGURIDAD DE TAMAÑA
EMPRESA COMO CHINALCO?

¿QUE DIRA AHORA LA EMPRESA?

¿QUE DIRAN LAS AUTORIDADES COMPETENTES?


DESCANSA EN PAZ MARLON FERNANDO CURI URETA.

3 comentarios:

  1. Fuistes y seras un buen amigo ahora estaras a lado de dios.
    Descansa en paz...

    ResponderEliminar
  2. Es intolerante la carencia de identidad y real amor patrio de nuestros días, a juzgar nuestra vida está limitada a vivir el presente de modo pasajero e indiferente; la relegada historia al parecer no importa en nuestras vidas, como no importan los disque hermosos recuerdos que se tiene de nuestro terruño, vaya vaya. tener la mirada puesta sobre la mutilación, lapidación y denigración de no solo un asentamiento minero sino más bien de un lugar que admitió vidas, los forjo, y hasta los diseño... se hace patético... comparado a la vulneración de derechos propios nuestros o quizá a la muerte misma de nuestros padres. Ojala y Morococha en su añorada ombla, Dolores, gertrudis, yanke alto, yanke bajo, La vieja, La nueva, natividad, La lama sí la Lama, Pique Maria, cajocillo alto, cajoncillo bajo, San Ignacio, al piedra blanca, cantagallo, La Compuerta, codiciada (lugares en el que clama la sangre de hermanos combatientes que gustosos regaron la sed de la tierra en su reclamo de lo que es capaz de darnos)... Ojala No MURIERA, Ojala... pero que pena eso ahora es una realidad ante la indiferente mirada de los que dicen que aman la tierra que los vio nacer, ante la muda, y pétrea posición del legítimo heredero de estas tierras, Morocochano ... Morocochano ahora no hay derecho de reclamar que se nos diga MORO-COCHINO pues cochinos somos con tal actitud pasiva e indiferente. bástame 100 lenguas, bástame 1000 brazos, bástame 1 corazón que sepa decir te amo mi Morococha, para volver a ver el camino a la vieja llena de fulgor y de alegría por los pasos de quienes vimos el mundo en esta tierra, si tuviera que dar mi vida porque Morococha resucitará… Mil veces la daría, pues ello no se compra con un puñado de dinero inversor que finalmente ni siquiera es para bien de mi hermano peruano. Una Pena una pena no tener ojos para ello.
    Dr. Jim

    ResponderEliminar
  3. La responsabilidad no es de la empresa, es del propio trabajador por su irresponsabilidad en el trabajo. Cada uno cuida su propia vida.

    ResponderEliminar